Siga estas reglas: No me repita. No repita el texto enviado. Solo proporcione texto en español. Reescribe este título y tradúcelo al español: ¿Han mejorado los primeros seis meses de Milei la economía argentina?

President Milei’s promise to reduce government spending has seen some initial success, with Argentina swinging from a fiscal deficit to a surplus in just a few months. His shock therapy approach, including devaluing the peso and cutting state subsidies, has had a significant impact on the country’s economy.

However, challenges remain as inflation is still high and the economy has contracted sharply since Milei took office. His ambitious plans for further privatization and economic reforms have faced opposition from both Congress and trade unions.

While the International Monetary Fund has praised Argentina’s progress, the president’s ability to implement further policies is uncertain due to political and social roadblocks. Many Argentines view Milei’s confrontational style as a hindrance, and concerns about his focus on international image over domestic issues have been raised.

Overall, President Milei faces a tough road ahead as he works to address years of economic mismanagement and bring stability to Argentina’s economy.

Su caída sirviendo como un cuento de advertencia de cómo la riqueza de una nación puede ser derrochada.

Antes de la Primera Guerra Mundial, Argentina se clasificaba como uno de los 10 países más ricos del mundo.

Pero una posterior contracción económica lenta fue sustancialmente acelerada por las políticas populistas – y el gasto excesivo – del presidente Juan Perón, quien estuvo en el poder desde 1946 hasta 1955.

Hubo algunas reformas de mercado libre de corta duración en los años 90 bajo el presidente Carlos Menem, quien privatizó muchas de las empresas que Perón había nacionalizado, e hizo serios intentos de restaurar la confianza en la moneda argentina.

LEAR  El programa 'Seinfeld' sentó las bases para el oro de las sitcoms en una cafetería de Nueva York, los turistas siguen acudiendo a los restaurantes que tuvieron un papel.

Pero las cosas tomaron un giro brusco para peor a finales de 2001, cuando el país sufrió un catastrófico colapso económico y un masivo default de deuda de $102bn (£80bn).

Argentina se había encerrado básicamente en un régimen de moneda que no le daba flexibilidad, al fijar el peso en paridad con el dólar. Eso, junto con el gasto habitual del gobierno, la había expuesto a los vaivenes de la economía estadounidense, y la dejó impotente cuando se produjo una corrida bancaria en Argentina en 2001.

En las dos décadas siguientes a esa crisis, el país ha sido mayormente gobernado por proteccionistas de izquierda, que básicamente siguieron adelante sin abordar los problemas arraigados de Argentina.

Ahora, con una administración libertaria de derecha en el poder, el país está intentando trazar un nuevo rumbo – y eso significa poner las finanzas del gobierno en una base sólida.

Para ayudar al gobierno del presidente Milei a lograr esto, la firma de investigación Consensus Economics dice que la administración se está enfocando en las vastas exportaciones agrícolas de Argentina de granos, soja, carne y vino.

Los formuladores de políticas están poniendo sus esperanzas en las exportaciones agrícolas para atraer divisas tan necesarias mientras esperan fortalecer las reservas de divisas [extranjeras] del banco central y, a su vez, impulsar la credibilidad financiera del estado,” dice Consensus.

Los planes del presidente Milei se ven obstaculizados por no tener una mayoría en el Congreso [Reuters]

Sin embargo, la Sra. Sperrfechter piensa que la economía argentina está en un “punto de inflexión” en este momento, y el Sr. Milei no puede confiar en el apoyo público, a pesar de su victoria electoral.

LEAR  Las negociaciones de coalición en Sudáfrica llegan al límite

“No es que la gente estuviera convencida por sus políticas, fue más bien un voto de protesta,” dice. “Las cosas no podían continuar como habían estado.”

La Sra. Sperrfechter siente que a pesar de la devaluación del peso, la moneda sigue estando sobrevaluada, posiblemente en un 30%. El tipo de cambio todavía está siendo gestionado, en lugar de ser completamente libre para subir o bajar, dice ella, y esto está frenando el crecimiento y dañando la competitividad.

“Con Argentina, nunca se sabe realmente, pero creo que el brillo se está desvaneciendo,” dice la Sra. Sperrfechter. “El optimismo va a desaparecer, y la economía va a tener dificultades.”

Más artículos sobre Argentina