Promesa de 1,200 viviendas para vivienda social.

El alcalde de Palma, Jaime Martínez, anunció el viernes que el ayuntamiento facilitará la construcción de 1.200 viviendas de protección oficial.

Estas se ubicarán en ocho parcelas en diferentes partes de la ciudad, explicando el alcalde que el concurso para la construcción de estas viviendas se lanzará lo antes posible. “Se aprovechará el decreto de emergencia habitacional, que permite aumentar la densidad de construcción”.

Martínez añadió: “La redacción de los pliegos está llegando a su fin. La idea es que cada parcela tenga sus propias características y su porcentaje para alquilar a un precio limitado.” (El decreto del gobierno balear ha establecido el concepto de vivienda a precio limitado).

Las viviendas serán gestionadas y mantenidas por promotoras y empresas constructoras durante un período de 75 años, destacando el alcalde que no se está contemplando la venta de estas viviendas a entidades privadas. “Estas propiedades pasarán a formar parte de los activos municipales.” Martínez dijo que el objetivo es que todas estas viviendas estén disponibles para 2027, es decir, cuando finalice el actual mandato.

La empresa municipal de vivienda de Palma cuenta actualmente con 398 viviendas.

Los partidos de la oposición en el ayuntamiento – PSOE, Més, Podemos – respondieron al anuncio del alcalde diciendo que denunciarán a su partido (Partido Popular) ante la Junta Electoral. Francisco Ducrós del PSOE dijo: “Martínez no ha sido capaz de decir dónde quieren construir, cuándo o para quién están destinadas las viviendas, ni siquiera cuál será el precio de estas viviendas. Es un anuncio electoral en medio de la campaña electoral europea.”

LEAR  El PSG y el fútbol francés se preparan para los desafíos de la era post-Mbappé.