3 marzo 2024

Triunfar en Eurovisión a la manera de mi abuela

2 min read

España está apostando con gran determinación por Eurovisión como nunca antes, demostrando tener dos posibilidades reales de ganar el festival en solo dos años.

El reciente desempeño de Sandra Valero en Eurovisión Junior fue notable y emocionante, generando una cercanía a la victoria para España. Su interpretación vivaz y juguetona de ‘Loviu’ cautivó a los espectadores, manteniéndonos en vilo durante los dos minutos de espera por los resultados del televoto, compitiendo de manera ajustada con Francia.

Sandra, representando a España, inauguró el festival con una actuación fresca y juvenil, manteniendo una estética y dinámica acorde a su edad, a diferencia de representantes anteriores como Soleá (2020) y Carlos Higes (2022) que, de manera errónea, fueron presentados con puestas en escena más maduras. En esta ocasión, Sandra logró interpretar su papel de niña, vestida como aviadora y compartiendo una historia lúdica sobre escenarios y aventuras propias de la imaginación infantil.

A pesar de algunos problemas técnicos al inicio de su actuación, Sandra logró ofrecer una presentación sobresaliente, alcanzando la segunda posición, el mejor resultado para España desde 2005 y el mejor histórico para una canción actuando en primer lugar.

La delegación española ha mostrado un giro notorio en su estrategia para Eurovisión, presentando propuestas de alta calidad y recibiendo reconocimiento a pesar de los resultados poco favorables en el televoto. El Benidorm Fest ha sido un evento clave en este cambio, llevando a España de la irrelevancia a la notoriedad en el festival. Esta evolución puede tener un impacto positivo a largo plazo, ya que una buena reputación en Eurovisión puede ser beneficiosa en futuras ediciones del concurso.

Se vislumbra una posible victoria de España en Eurovisión si la cadena pública y la delegación continúan presentando propuestas de calidad y mantienen una estrategia competitiva. La constancia y la calidad son valores fundamentales en este concurso, donde la reputación y la consistencia pueden ser tan relevantes como la suerte. La posibilidad de un triunfo español en Eurovisión se está vislumbrando, y es probable que el público eurofan deba prepararse para este escenario.