Ricky Hatton, Michael Moorer lideran la clase del Salón de la Fama del boxeo

El ex boxeador Ricky Hatton se rió durante su discurso de inducción al Salón de la Fama, maravillándose de los lugares a los que el boxeo lo llevó y de los miles de seguidores que siempre lo acompañarían.

“¿No tuve algunas guerras, verdad?” dijo Hatton el domingo. “Cuando pienso en la pelea contra Kostya Tszyu, la pelea contra Floyd Mayweather, la pelea contra Manny Pacquiao y mi pelea más difícil, mi divorcio.”

Michael Moorer adoptó un tono más serio con un ruego por condiciones más seguras para los boxeadores durante y después de sus carreras.

Hatton y Moorer, ambos campeones en dos categorías de peso, fueron los nombres principales cuando la clase del Salón de la Fama del Boxeo Internacional de 2024 fue inducida durante una ceremonia en el Turning Stone Resort Casino en Verona, Nueva York.

Moorer ganó el título de peso semipesado en solo su duodécima pelea profesional y más tarde subió para convertirse en el primer campeón mundial de peso pesado zurdo. Notando el tamaño de los pesos pesados de hoy en día que a veces pesan más de 250 libras, con el ex campeón Tyson Fury peleando por encima de las 270 libras, Moorer pidió la creación de una división de peso súper pesado.

Moorer, quien tuvo un récord de 52-4-1 con 40 nocauts, dijo que ha pasado por 28 cirugías y se quedó sin la capacidad de oler o saborear. Dijo que era imperativo que los organismos de sanción, los managers y los promotores del boxeo prioricen el bienestar de los boxeadores.

Ivan Calderon y Diego Corrales, quien falleció en 2007 dos años después de remontar en un memorable décimo asalto para vencer a José Luis Castillo en la “Pelea del Año” del boxeo, fueron los otros peleadores destacados en la clase que será consagrada en el museo del salón en Canastota, Nueva York.

LEAR  London Broncos 6-52 St Helens: Daryl Clark anota un triplete rápido mientras los Saints aplastan al equipo en la parte inferior de la Superliga | Noticias de Rugby League

Calderon, un campeón en dos divisiones de Puerto Rico que todavía trabaja con boxeadores de allí, señaló la presencia de los jefes de tres organizaciones de boxeo, quienes también eran latinoamericanos.

“Así que están aquí como una familia y me gustaría que sigan trabajando como una familia para todos estos boxeadores”, dijo Calderon. “Eso es lo que necesitamos. Necesitamos una familia. Juntos podemos hacer muchas cosas.”

Las campeonas femeninas Jane Couch de Gran Bretaña, quien luchó para permitir que las mujeres boxearan en su país, y Ana María Torres de México fueron elegidas en la categoría de mujeres modernas. Luis Ángel Firpo en la categoría de veteranos y Theresa Kibby en la categoría de pioneras femeninas fueron los otros peleadores de la clase.

El entrenador Kenny Adams, Jackie Kallen —la primera mujer manager inducta—, el veterano publicista Fred Sternburg, el locutor Nick Charles y el periodista Wallace Matthews completaron la clase de 13 miembros. Matthews mencionó su preferencia por el boxeo sobre otros deportes que cubrió debido a lo que los peleadores soportan.

“Hay un código entre los boxeadores. Lucharemos hasta que no podamos luchar más y no hay otro deporte donde eso suceda”, dijo Matthews. “No hay tiempo muerto, no hay rendición, no hay pitcher relevista, no te puedes retirar del hielo para un cambio de turno. Eso es todo. Una vez que estás ahí adentro, estás en el barco, estás tomando el viaje hasta el final.”

Fue un gran viaje para Hatton, el producto de Manchester, Inglaterra, que sorprendió a Tszyu en 2005 para llegar a la cima de la división de peso superligero y perder peleas de alto perfil en peso welter en Las Vegas contra Mayweather y Pacquiao. Recordó los miles de sus seguidores que volaron desde Europa para esas semanas —diciendo que había tantos que en una ocasión el MGM Grand se quedó sin cerveza— de la misma forma en que lo apoyaron en casa.

LEAR  Inglaterra en la Eurocopa 2024: ¿Phil Foden da un paso adelante, pero Jude Bellingham se acerca al agotamiento? | Noticias de Fútbol

Ahora pueden ver a Hatton (45-3, 32 KOs) en el Salón de la Fama, donde dijo que se emocionó al ver que su placa colgará a dos de distancia de Roberto Duran, el peleador que fue su héroe.