Ex presidente de la Junta que supervisó el masivo escándalo de corrupción de €680 millones en los ERE de Andalucía está listo para que se anule su condena por malversación.

Uno de los funcionarios públicos más infames de Andalucía está a punto de ver anulada su condena por malversación.

El ex presidente de la Junta y ex líder del PSOE, José Antonio Griñán, quien supervisó el notorio esquema de corrupción ERE entre 2000 y 2009, fue condenado en un tribunal de Sevilla en 2019.

Fue sentenciado a seis años de prisión por malversar 680 millones de euros de dinero público destinado a empresas en dificultades.

La gran suma de dinero fue desviada a un fondo secreto que se conoció como el ‘fondo de reptiles’.

Este dinero fue redistribuido fraudulentamente a amigos y asociados, donde se gastó en propiedades y otras inversiones, así como en gin tonics, cigarros y, notoriamente, en un hábito de cocaína de 25,000 euros al mes.

Ahora el borrador de la sentencia del Tribunal Constitucional español, que se espera sea aprobado la próxima semana, eliminará la condena de seis años de Griñán, quien no ha cumplido condena debido a problemas de salud.

El mismo tribunal también revisará la condena de otro ex presidente andaluz que participó en el escándalo, Manuel Chaves, potencialmente reduciendo su inhabilitación de nueve años para ocupar cargos públicos.

Esta decisión llega después de la liberación de varios ex altos funcionarios de la Junta que también fueron condenados en el caso ERE.

Doce de los 15 condenados apelaron al Tribunal Constitucional, que anuló o redujo significativamente sus condenas.

En esta ocasión, el mismo tribunal estuvo de acuerdo con la apelación de Griñán, que se centró en la interpretación técnica de los delitos de prevaricación y malversación.

LEAR  La policía en España lanza una misión de rescate después de que el sospechoso que "lanzó botellas de vidrio a los fiesteros de la discoteca" en Alicante se sumerge en el mar.

Las sentencias, que pasaron con siete votos a favor y cuatro en contra, fueron rechazadas por los cuatro jueces conservadores, quienes acusaron al tribunal de otorgar ‘inmunidad’ a antiguos funcionarios del PSOE.

Ana Mestre del PP de Andalucía condenó la próxima decisión como ‘el intento del PSOE de blanquear lo que el sistema legal español condenó.

“Los andaluces sabíamos para qué se usaban esos fondos”, dijo, “y ciertamente no era para el interés general del progreso de nuestra tierra.

“Si gobernaran hoy, el PSOE simplemente lo haría de nuevo.”