Errores en la atención médica: Es hora de abordarlos, no tolerarlos.

Cuando los investigadores propusieron la impactante estadística de que los errores médicos eran la tercera causa principal de muerte en los Estados Unidos, la comunidad de la salud reaccionó de varias maneras. En lugar de buscar diligentemente dentro y abrazar los hallazgos como un impulsor de cambio, mejora y reforma, algunos profesionales de la salud respondieron con escepticismo, defensividad o apatía. Avanzamos rápidamente a principios de este año cuando una puerta se desprendió de un avión en pleno vuelo. La industria aérea y la Agencia Federal de Aviación respondieron rápidamente con nuevos planes de estándares de calidad y supervisión para impulsar medidas de seguridad, asegurar el apoyo del consumidor y hacer que el viaje aéreo sea un medio de transporte más seguro. ¡Es con este nivel de urgencia que el mundo de la salud debería responder a los errores que actualmente tienen lugar dentro de la industria!

Investigaciones recientes revelaron que los eventos adversos ocurrieron en una de cada cuatro admisiones hospitalarias, de las cuales una cuarta parte se consideraron prevenibles. La revisión sistemática de incidentes críticos identificó los errores de medicación como el mayor porcentaje de peligros para la seguridad en entornos de atención aguda, con las enfermeras involucradas con mayor frecuencia en estos errores. Estos errores se relacionan directamente con la práctica de enfermeras novatas, ya que estudios que abarcan 20 años señalan que la mitad de las nuevas enfermeras informan haber estado personalmente involucradas en errores de medicación.

Aunque estos problemas son complejos y parecen insuperables, nos gustaría sugerir un “simple cambio” que puede servir como un trampolín para las iniciativas de seguridad: #SAFE50.

Una recomendación para el cambio

Con fuertes vínculos de administración de medicamentos y juicio clínico, es hora de buscar agresivamente soluciones para mejorar la seguridad en la atención médica y reducir los errores. La evolución de la evidencia demuestra que la simulación virtual proporciona una estrategia eficaz, accesible y económica para fomentar el juicio clínico. La simulación virtual coloca a los estudiantes en un entorno clínico realista y desafiante, mientras los hace personalmente responsables de la toma de decisiones y de actuar en nombre de los pacientes a los que cuidan en el mundo virtual. Proponemos, a través de la iniciativa #SAFE50, que los estudiantes de enfermería deberían enfrentarse a estos desafíos clínicos durante el 50% de su trayectoria educativa.

LEAR  4 Consejos para bajar de peso con poca grasa

En lugar de escuchar pasivamente, revisar presentaciones interminables y observar benignamente la información clínica, los estudiantes deberían participar activamente en el aprendizaje y ser responsables de construir información a lo largo de su curso de estudios. Los estudiantes que participan en simulaciones virtuales experimentan desafíos similares a los que verán en el entorno de atención médica y practican habilidades en un espacio seguro que permite un pensamiento profundo y un crecimiento.

Las simulaciones virtuales, junto con las simulaciones en vivo y las experiencias clínicas, brindan experiencias a los estudiantes para pensar, tomar decisiones, considerar alternativas y actuar en función de los datos del paciente. Los estudiantes funcionan como practicantes independientes y usan el juicio clínico para aprender y desarrollar habilidades tan importantes para las nuevas enfermeras en práctica. Debido a que los errores están incorporados en estas simulaciones, los estudiantes aprenden a identificar y responder a problemas o errores potenciales en el lugar de trabajo. El conocimiento y las habilidades adquiridos en la escuela pueden ser perfeccionados aún más, ya que las enfermeras novatas utilizan simulaciones virtuales cada vez más complejas para mejorar su orientación y educación.

¡El momento de cambio es ahora!

El “tsunami” de desafíos que enfrenta la industria de la enfermería, incluidas las jubilaciones, la escasez de profesores, la alta tasa de rotación (especialmente entre las enfermeras novatas) y los factores económicos, requieren cambios en la educación en enfermería, tanto antes de la licencia como durante la orientación, para mejorar y garantizar la seguridad. Un estudio del Consejo Nacional de Juntas Estatales de Enfermería señaló que aproximadamente una quinta parte de las enfermeras registradas planean abandonar la profesión para 2027. Las tasas de rotación de más del 30% entre las enfermeras del primer año no son infrecuentes, mientras que la tasa de enfermeras registradas más experimentadas es de alrededor del 23%, y cada rotación representa un costo de $50,000 o más.

LEAR  Siga estas reglas: No me repitas. No repitas el texto enviado. Solo proporciona texto en español. Reescribe este título y tradúcelo al español: El medicamento de Amgen para el tipo agresivo de cáncer de pulmón gana aprobación acelerada de la FDA.

Aunque la enfermería tiene un examen que ha tenido un papel oneroso en determinar el conocimiento y las habilidades de un candidato para ingresar en la práctica, la responsabilidad no debe recaer únicamente en un examen. De hecho, el desarrollo profesional continuo es fundamental para las enfermeras novatas a medida que ingresan en un entorno complejo, cambiante y a menudo caótico. Una vez más, #SAFE50 insta a que las nuevas enfermeras participen en 30-45 minutos de simulación virtual por semana para desarrollar habilidades de juicio clínico.

Sugerimos que una alternativa factible para reducir las tasas de error, rotación y estrés laboral es dotar a los estudiantes de enfermería y a las nuevas enfermeras con las habilidades para satisfacer las demandas del entorno de atención médica actual. La participación en simulaciones virtuales en la educación en enfermería y durante la orientación al entorno de práctica, como parte de la iniciativa #SAFE50, es un medio factible, importante y efectivo para reducir los errores en la atención médica. Hacemos un llamado a nuestros socios en la práctica, la educación y la industria para unirse a este esfuerzo como un medio para hacer que nuestros entornos de atención médica sean más seguros para todos los pacientes.

Aunque el costo de esta inversión puede representar una barrera, es importante considerar los altos costos de la rotación de enfermeras, los errores humanos, las brechas en el juicio clínico y el dolor y sufrimiento humanos. En comparación con estos costos, invertir en simulación virtual es una alternativa nominal y viable a medida que nos esforzamos por hacer que la atención médica sea más segura para todos!

LEAR  Dentro de la tecnología que El Camino Health está utilizando para combatir la crisis del burnout de enfermeras.

Crédito de la foto: David Castillo Dominici

Tim Bristol, PhD, RN, CNE, FAAN, FAADN, es un especialista en desarrollo de facultades, NCLEX y diseño de currículum. Ha enseñado en todos los niveles de enfermería y es un experto en llevar la base de evidencia de enfermería, atención médica y educación a estudiantes y facultades como educador en enfermería y es miembro de la Academia Estadounidense de Enfermería.

Judith Wheaton Herrman, PhD, RN, CNE, ANEF, FAAN, es una enfermera, educadora e investigadora a lo largo de toda la vida, la educación en enfermería y la promoción de la salud. Como Especialista Clínico Principal en Enfermería con Wolters Kluwer, Judy trabaja con escuelas de enfermería, explorando la biología del aprendizaje, estrategias activas de enseñanza y desarrollo de productos.

Vicki Moran, PhD, RN, MPH, CNE, CDE, PHNA-BC, TNS es la gerente de investigación en educación en enfermería en Wolters Kluwer y ha sido enfermera y educadora durante más de 25 años. Ha publicado manuscritos, escrito libros sobre educación en enfermería, editado libros sobre farmacología y participado en el análisis de exámenes en educación en enfermería.

Esta publicación aparece a través del programa MedCity Influencers. Cualquiera puede publicar su perspectiva sobre negocios e innovación en atención médica en MedCity News a través de MedCity Influencers. Haga clic aquí para averiguar cómo.