El alcalde afirma que los argelinos han abandonado Arenal.

Xisca Lascolas, la alcaldesa de Llucmajor, dijo el jueves que los jóvenes argelinos involucrados en la grave confrontación del miércoles por la noche habían abandonado Arenal.

El jefe de la Policía de Llucmajor, Sergi Torrandell, explicó que el edificio ocupado por los hombres argelinos había sido tapiado para evitar el acceso por motivos de seguridad pública y debido al riesgo de un colapso como el del Medusa Beach Club.

La policía y el ayuntamiento habían acordado la petición de la comunidad gitana de Arenal de tapiar el edificio la primera hora del jueves. Este fue un acuerdo que ayudó a calmar las tensiones el miércoles por la noche. Un equipo del ayuntamiento llegó a las 8.20 de la mañana.

Torrandell agregó que no se había confirmado que las personas que estaban ocupando ilegalmente el edificio fueran las mismas que habían estado en Son Gotleu (Palma). Señaló que el despliegue especial de la policía de verano comenzará este fin de semana. Esto ya estaba programado, siendo un elemento adicional este fin de semana la necesidad de policía en los colegios electorales para las elecciones europeas.

Mientras tanto, se organizó una protesta para el jueves por la noche para exigir que el vecindario no se convierta en un foco de delincuencia. La autorización para las protestas la otorga la delegación del gobierno español en las Islas Baleares y las solicitudes deben presentarse con varios días de antelación. No hay autorización para esta protesta, que incluirá a empresarios locales y residentes, pero la policía la permitirá, entendiendo que se trata de una protesta “popular” y que será pacífica.

LEAR  Entrenador universitario de élite Hurley rechaza oferta de los Lakers.