Un cuarto de los niños del mundo viven en extrema pobreza alimentaria, según un nuevo informe de UNICEF.

Un nuevo informe publicado el jueves por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) encontró que 181 millones de niños en todo el mundo menores de cinco años —o uno de cada cuatro— viven en extrema pobreza alimentaria. La pobreza alimentaria, según define el informe, es el estado de consumir nada o hasta dos de los ocho grupos de alimentos reconocidos por la agencia. El informe destaca aproximadamente 100 países de bajos y medianos ingresos. De los 181 millones de niños afectados, 64 millones residen en Asia del Sur y 59 millones residen en África subsahariana. La pobreza alimentaria infantil está impulsada por varios factores, incluido el conflicto, el aumento de los precios de los alimentos y la crisis climática. En Somalia —que sigue siendo afectada por la sequía, el conflicto y la inflación desenfrenada— el 63% de los niños viven actualmente en extrema pobreza alimentaria. Más del 80% de los cuidadores que viven en las comunidades más vulnerables del país informaron que sus hijos habían pasado un día entero sin comer. Dentro de la Franja de Gaza, 9 de cada 10 niños están experimentando extrema pobreza alimentaria, sobreviviendo con dos o menos grupos de alimentos por día, ya que el conflicto en curso entre Israel y Palestina destruye los sistemas alimentarios y de salud de Gaza. “Los niños que viven en extrema pobreza alimentaria son niños al borde. En este momento, esa es la realidad para millones de niños pequeños, y esto puede tener un impacto negativo irreversible en su supervivencia, crecimiento y desarrollo cerebral”, dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell. “Los niños que consumen solo dos grupos de alimentos por día, por ejemplo, arroz y algo de leche, tienen hasta un 50% más de probabilidades de experimentar formas graves de desnutrición”. A pesar de las estadísticas alarmantes, el informe señaló algunos éxitos en países clave. Burkina Faso, por ejemplo, redujo a la mitad su tasa de extrema pobreza alimentaria infantil, del 67% en 2010 al 32% en 2021. Nepal redujo su tasa del 20% en 2011 al 8% en 2022. Lo mismo ocurrió con Ruanda, que redujo la tasa del 20% en 2010 al 12% en 2020. Y Perú, que ha mantenido su tasa por debajo del 5% desde 2014.

LEAR  Esquiador profesional y compañero caen a sus muertes en los Alpes Italianos.