Inicio del otoño en el tercer carril de la A-7 entre Crevillente y Orihuela.

En los próximos días, el Ministerio de Transportes formalizará las obras para aumentar la capacidad de la Autovía del Mediterráneo (A-7) entre Crevillente y el enlace Orihuela-Benferri por un total de 89,6 millones de euros (IVA incluido).

Se llevará a cabo la construcción de un tercer carril que se añadirá a ambas calzadas durante 17 kilómetros, entre los kilómetros 528 y 545, con el objetivo de mejorar las condiciones de tráfico y la seguridad vial.

Esta autovía pasará de dos a tres carriles desde la intersección con la autopista AP-7 (Alicante – Cartagena) en Crevillente hasta el acceso a Orihuela a través de la carretera CV-870, continuando la sección anterior entre Elche y Crevillente, que cuenta con tres carriles por calzada desde 2008. Además, se remodelarán los enlaces Crevillente-Catral, Albatera-San Isidro, Granja de Rocamora-Cox, N-340 Redován y Orihuela-Benferri.

La adjudicación provisional de las obras, con un coste de 89,6 millones de euros (IVA incluido), se ha realizado a una empresa conjunta entre Ferrovial y Acsa.

El período de finalización estimado es de 59 meses, casi cinco años, según la documentación oficial publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

LEAR  Cómo maximizar tus ganancias en el mercado financiero.