El lujoso hotel Son Bunyola de Branson está en Banyalbufar.

El ayuntamiento de Banyalbufar va a introducir restricciones de agua a partir de hoy (martes) “hasta que la situación mejore”, a partir del 15 de julio no habrá suministro de agua de 23.00 a 16.00 horas en toda la red municipal. Por lo tanto, el suministro solo se proporcionará durante siete horas al día, de 16:00 a 23:00. El ayuntamiento, que ya había establecido límites en el consumo por persona, ha optado por esta medida porque los camiones cisterna ya no pueden garantizar un suministro mínimo para abastecer a la población en verano, “donde el consumo es cada vez más alto”.

Este municipio en la Serra de Tramuntana, con menos de 600 habitantes, tiene más lugares turísticos que residentes registrados, sin contar posibles lugares ilegales. También alberga el lujoso hotel y villas Son Bunyola de Richard Branson. El gasto continuo del ayuntamiento en contratar camiones de agua está generando una seria “inestabilidad presupuestaria”, explicó el concejo municipal.

“Nos estamos quedando sin dinero, no podemos mantener el ritmo de los camiones todo el año”, destacó el primer teniente de alcalde de Banyalbufar, Joan Vives. Además, el obstáculo no es solo financiero, las propias empresas proveedoras de agua también han informado al Ayuntamiento que tendrán que limitar la cantidad de agua que pueden proporcionar. Por esta razón, el anuncio de los cortes con dos semanas de antelación pretende permitir a los residentes, hoteles y restaurantes “prepararse”, dándoles tiempo para realizar instalaciones y llenar tanques si es necesario.

Mientras tanto, el equipo de gobierno está dando prioridad absoluta a los trámites para perforar un nuevo pozo en una parcela privada. Los técnicos ya han localizado el cuerpo de agua subterránea y el ayuntamiento quiere agilizar el proceso todo lo posible para comenzar las obras lo antes posible. Las principales fuentes naturales del pueblo son la Font de Sa Vila y el pozo de Ses Mosqueres. En junio, la primera ya se encontraba en un estado “crítico”. El pozo, por su parte, estuvo cerrado durante 12 años debido a deficiencias, y su situación se ha regularizado este año.

LEAR  Incendio amenaza viviendas en Las Ramblas Golf en Orihuela Costa.

Otros municipios en Mallorca también han establecido límites en el consumo de agua este año, como Artà y Estellencs, este último ya ha prohibido en mayo el uso de agua potable para rellenar piscinas, huertos y jardines, especialmente céspedes y árboles, limpiar terrazas, coches y fachadas, y cualquier otro uso de agua para otros fines.