13,000 nuevas viviendas para Palma, ¿pero cuándo?

El pasado martes, el alcalde de Palma, Jaime Martínez, anunció la construcción de 13.000 nuevas viviendas. Hablando durante el debate del Estado de la Ciudad un año después de asumir el cargo, Martínez se refirió a una modificación del plan general urbanístico de Palma que permitirá la construcción de estas viviendas – “un porcentaje a un precio limitado y social”.

El porcentaje tuvo a la gente haciendo conjeturas. El presidente de la asociación de promotores, Luis Martín, aportó algo de claridad: “De estas 13.000 nuevas viviendas, la mitad serán protegidas (VPO) o a precio limitado”.

Neus Truyol del partido de oposición Més, anteriormente concejala con responsabilidad de vivienda, dijo: “Se ha demostrado que incluso si hay más oferta, la vivienda no será más barata. Ahora empezarán a construir y seguramente priorizarán las viviendas de lujo”.

Sea cual sea el carácter social de estas viviendas, van a tardar bastante tiempo en aparecer. El plan urbanístico de la ciudad permite un procesamiento inmediato de terrenos urbanizables, pero contempla que las 13.000 se construirán en los próximos veinte años.

Mientras el departamento de vivienda procesa estos terrenos, tanto este como los promotores tendrán que esperar una mejora crucial en infraestructuras – la construcción de la nueva planta de tratamiento de aguas.

Francisco Ducrós del PSOE, también en la oposición, señala que los arquitectos han expresado reticencia a construir sin la finalización de la planta. “¿Quién va a desarrollar sin saber si podrán entregar las viviendas?” Argumenta que si la planta no está en funcionamiento, las viviendas terminadas no tendrán un certificado de construcción municipal y no será posible registrarlas u ocuparlas.

LEAR  Crisis de vivienda en Mallorca; edificios abandonados serán utilizados para construir nuevos apartamentos.

Sin embargo, Martín es optimista: “En el primer año, se construirán 5.000 viviendas. A partir de mediados de 2026 podremos empezar a ver el comienzo de la construcción de nuevas viviendas”.

En ese caso, aunque parezca que la infraestructura de agua y alcantarillado existente tendrá que ser suficiente, ya que la nueva planta no está programada para ser construida hasta 2027.